sheroes, mattel, divem, diversidad cultural

Ibtihaj Muhammad. Inspiración para la primera muñeca Barbie con hijab.

Mujer, afroamericana y musulmana. Y además, es la primera atleta olímpica americana que ha ganado una medalla llevando hijab. Puede parecer un hecho sin mayor relevancia, pero después de las declaraciones de Donald Trump sobre los musulmanes, Ibtihaj Muhammad se ha convertido en todo un símbolo de la diversidad cultural en Estados Unidos.

Ibtihaj Muhammad practica esgrima desde bien joven, y formó parte del equipo americano que participó en los Juegos Olímpicos de 2016, donde ganó una medalla de bronce en la categoría de equipos. En unas declaraciones, decía que las hermanas Venus y Serena Williams eran su referente a nivel deportivo y profesional, pero hoy en día es ella la que se ha convertido en un modelo para muchos y muchas jóvenes hoy en día.

Un nuevo modelo de mujer que rompe con los cánones de alta, rubia y piel clara. Hace unos días, se presentó en Nueva York una muñeca que la representa a ella vestida con el traje de competición y con un sable de esgrima. En la presentación, Ibtihaj Muhammad recalcó la importancia para los jóvenes de tener referentes en los que puedan verse reflejados, y que una muñeca con esas características ayudaría a muchos niños y niñas a sentirse aceptados en la sociedad.

Es la primera vez que una muñeca “tipo Barbie” aparece vistiendo un hijab. Esta iniciativa forma parte de “Sheroes”, una campaña de Mattel, la empresa distribuidora de la famosa muñeca, para visibilizar diferentes perfiles de mujer inspiradoras que han roto barreras sociales. Aparte de Ibtihaj Muhammad están también representadas Misty Copeland, la primera afroamericana bailarina en el American Ballet Theatre, Ava Duvernay, la escritora y directora de cine afroamericana o la modelo de tallas grandes Ashley Graham, entre otras.

sheroes, mattel, divem, diversidad cultural

© de la imagen: Mattel