humanae

Diversidad de colores: garantía de valor y crecimiento

El proyecto “Aprendemos juntos”, de BBVA, ha recogido una interesante iniciativa que visibiliza la importancia y el auténtico valor de la diversidad.

A los siete años, Angélica Dass vio por primera vez un lápiz de ‘color carne’. “Yo estaba hecha de carne, pero mi piel era marrón. Sin embargo, la gente decía que yo era negra. Yo tenía un lío enorme de colores en mi cabeza”, recuerda la fotógrafa. Y aún sigue sin entender por qué los seres humanos continúan siendo clasificados como ‘blanco’, ‘negro’, ‘rojo’ o ‘amarillo’ a causa de la tonalidad de su piel.

A partir de esta confusión cromática, Angélica empezó hace unos años a crear lo que hoy es Humanae, una colección de casi 4.000 fotografías que demuestran que la diversidad va mucho más allá de esos cuatro colores, tanto que cada persona tiene su propio y único color y, de esta manera, forma una parte única de toda la diversidad que conforma nuestra sociedad: “lo que estoy intentando probar es que yo no conozco a nadie que sea blanco o negro”, argumenta.

 “Debemos entender nuestra diversidad como algo que nos hace crecer. La diversidad es uno de los tesoros de lo que es ser humano”.

El crecimiento se genera cuando se integran nuevas aportaciones y nuevos puntos de vista, como señala la propia Angélica a través de la infinidad de colores que presenta en Humanae, pero, ¿cuántos de estos colores presentan y dan vida a tu empresa? ¿Está aprovechando todo el valor que ofrece la diversidad con todos sus colores, vivencias, experiencias y capacidades?

Ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos a sacar todo el partido que la diversidad puede aportarte para crecer y generar valor.