Liderando la transformación empresarial y social desde las pymes

El 12 de mayo se conmemora el Día Europeo de las Pymes, un día para reconocer su esfuerzo e importante papel en la economía y creación de riqueza de los países. Pequeñas y medianas empresas que, concretamente en nuestro país, suponen el 99,83% del tejido productivo.

Las últimas cifras publicadas en enero de 2022 por la Dirección General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa ponen en evidencia el rol de las pymes a la hora de generar empleo. Son las empresas de 1 a 249  personas empleadas las que ocupan a más del 54% de la población activa en nuestro país, una cifra que pone de manifiesto la necesidad de reconocer su importancia en el desarrollo económico y social de nuestro país.

Las empresas de 1 a 249 personas empleadas son las que ocupan a más del 54% de la población activa en nuestro país

Si tenemos en cuenta que el empleo puede considerarse como el mayor elemento integrador para una persona, en esta línea, las pequeñas y medianas empresas tienen la oportunidad de constituirse como agentes claves a la hora de reducir las desigualdades y erradicar cualquier tipo de discriminación en el ámbito laboral. Esto se debe a que, con sus acciones y buenas prácticas, son capaces de impulsar la transformación social y generar un impacto positivo en la sociedad en la que operan.

El binomio empresa-sociedad es algo indiscutible. Las empresas como parte del entorno y sociedad en la que operan impactan, en la vida de las personas. La contribución de las empresas en la construcción de sociedades más justas, cohesionadas y sostenibles es innegable y su papel clave a la hora de construir una sociedad más justa e igualitaria.

La sociedad reclama a las empresas que contribuyan al modelo económico sugerido por la Agenda 2030, que ponga a las personas en el centro sin que por ello tengan que renunciar a su rentabilidad.

La sociedad tiene cada vez más en cuenta que las empresas se responsabilicen del impacto social de sus actividades económicas, y les piden que contribuyan a una economía más alineada con el modelo económico sugerido por la Agenda 2030, que ponga a las personas en el centro y apuesten por la equidad y la inclusión de aquellos colectivos con mayores dificultades —como las personas migrantes y refugiadas— sin que por ello tengan que renunciar a su rentabilidad.

Alinear la estrategia empresarial con estrategias de impacto social brinda a las empresas la oportunidad no solo de convertirse en referentes para otras empresas a la hora de liderar el cambio hacia una verdadera transformación social, sino también a innovar en la apertura a nuevas oportunidades de negocio y para su propia sostenibilidad a futuro. Acciones tan sencillas como gestionar responsablemente la diversidad cultural en las empresas puede constituirse como una herramienta de ese cambio requerido por toda la sociedad al comprometerse con valores como la igualdad de oportunidades, la no discriminación, la inclusión, la equidad y el empleo decente son claves en esta transformación.

Desde DIVEM ayudamos a pequeñas y medianas empresas para asesorarlas y orientarlas en la implementación de acciones y medidas en materia de una gestión adecuada de la diversidad cultural que ayuden que les ayuden en su transición a este nuevo modelo empresarial y a liderar esta transformación social como agentes clave de cambio.

¡Descubre todo lo que DIVEM puede ofrecer a tu empresa!

Mayo, Mes Europeo de la Diversidad Cultural #EUDiversityMonth

El día 21 de mayo de 2002 fue declarado por la Asamblea General de la ONU como Día Mundial de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo, dando respuesta a la Declaración Universal de la UNESCO sobre la Diversidad Cultural y destacando que el respeto de la diversidad cultural es esencial para fomentar el diálogo intercultural y el desarrollo sostenible”.

Al mismo tiempo, desde la Comisión Unión Europea se impulsó el año pasado el primer Mes Europeo de la Diversidad Cultural. Este 2022, y bajo el lema “Construyendo puentes”, esta iniciativa busca promover una invitación a “tender puentes entre empresas, organizaciones, ciudades y comunidades locales” y sumar fuerzas con las instituciones europeas para “unirse al movimiento en favor de sociedades y lugares de trabajo verdaderamente diversos e inclusivos”, en palabras de Helena Dalli, comisaria de Igualdad de la UE.

Con la aprobación de la Agenda 2030, la comunidad internacional ha reconocido el papel fundamental que desempeña la cultura como motor del cambio y del desarrollo. Por ello, para poder lograr el cumplimiento de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible debemos fomentar y crear empresas socialmente responsables que cuenten con equipos culturalmente diversos que se adapten a nuevos clientes y crear equipos más cohesionados y orgullosos de pertenecer a empresas socialmente responsables, contribuyendo al mismo tiempo a generar una sociedad más justa e igualitaria que no deje a nadie atrás.

Para celebrar este día, desde DIVEM os convocamos al próximo encuentro empresarial digital “La diversidad cultural en la empresa, una respuesta para las crisis humanitarias”, donde se pondrá en valor la gestión de la diversidad cultural en la empresa y cómo el apoyo a personas refugiadas y migrantes se presenta como una oportunidad a la hora de dar respuesta a las crisis humanitarias como la que estamos viviendo actualmente.

Gracias a la participación de varias empresas se analizará y reflexionará acerca de la importancia de crear alianzas entre las empresas y el tercer sector para desarrollar acciones que, conjuntamente, impacten en la vida de las personas refugiadas y migrantes. Se abordarán acciones y buenas prácticas de las empresas participantes, orientadas a la gestión responsable de la diversidad cultural en las estrategias de diversidad, equidad e inclusión, y la transformación de un modelo multicultural hacia otro intercultural en las empresas.

A través de DIVEM sensibilizamos a las empresas sobre el valor estratégico de la diversidad cultural, orientándolas de forma gratuita en la gestión del talento y la diversidad en el entorno laboral como aspectos innovadores que aportan a grandes empresas y pymes un valor añadido. De este modo, ayudamos a desarrollar una estrategia de Responsabilidad Social Corporativa en consonancia con la Agenda 2030 y orientada al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.


¡Inscríbete en el encuentro digital!

Crear empleos decentes y con perspectiva integradora, clave contra la desigualdad en mujeres y personas de origen extranjero

Ayer se hicieron públicos los datos correspondientes a la Encuesta de Población Activa del primer trimestre de 2022. El contexto socioeconómico que ha caracterizado estos primeros meses del año han provocado que, en esta ocasión, los datos obtenidos rompan la tendencia positiva que veníamos acumulando en periodos anteriores y vemos como el número de parados aumenta en 70.900 personas, llegando a una tasa del 13,65 % y afectando en prácticamente en todos los sectores. Leer más

Maribel Santos, ingeniera de INECO: “Las mujeres latinoamericanas podemos aportar a las empresas dando ese aire fresco de conocimiento que tenemos”

Maribel Santos es ingeniera civil de profesión, con más de 20 años de experiencia en el sector. Actualmente trabaja como experta en INECO, empresa de ingeniería y consultoría global en infraestructuras, desarrollando multitud de proyectos tanto a nivel nacional como a nivel internacional. El pasado 17 de marzo, ella, junto a otras tres mujeres, participaron en el Encuentro Empresarial DIVEM titulado “Mujeres líderes. Más allá de los planes de igualdad”, donde compartieron experiencias y buenas prácticas respecto a la igualdad de oportunidades efectivas entre hombres y mujeres a través de compromisos y actuaciones más allá del mero cumplimiento normativo.

Defensora de los derechos respecto al género y a los colectivos más vulnerables, no se considera un referente para otras mujeres migrantes pero tiene claro su compromiso y papel como facilitadora en la ayuda a otras mujeres. Tal y como nos comenta, “cuando dejamos nuestra tierra, nuestros anhelos, nuestras familias… venimos en busca de un mejor futuro y de una mejor proyección profesional. Haces las cosas no con el objetivo de convertirte en un referente, pero sí que lo haces con el objetivo de abrir puertas a otras mujeres que quieren emprender el mismo camino”. En este sentido, Maribel apunta que “las mujeres y las niñas deben buscar en la vida esas mujeres que le sirvan de referencia, ver sus trayectorias profesionales y buscar en ellas esos agentes diferenciadores que le han permitido lograr traspasar esas barreras que han tenido que cruzar”.

Barreras que, como mujer y migrante, conoce muy bien y ha tenido que ir derribando en un sector fuertemente profesionalizado como el suyo: la ingeniería civil, empleando tiempo y dinero en la homologación de título, formación y reciclaje continuo para adaptarse a los cambios propios de su ejercicio profesional, prejuicios y estereotipos de género o vinculados a su origen…

Santos tiene claro que es necesario romper con el estereotipo que muchas mujeres latinas tienen acerca de su proyección profesional en su nueva sociedad de acogida y afirma que “podemos venir a hacer otras cosas, podemos aportar, podemos dar ese aire fresco de conocimiento que tenemos”. Esa interiorización de los estereotipos y prejuicios, aún vigentes, hacen también mella en estas mujeres, que, a estos obstáculos se suman en no pocas ocasiones los autoimpuestos: “Muchas veces las principales barreras nos las ponemos nosotras mismas”.

En relación al entorno laboral, Maribel cree que uno de los papeles de las políticas de diversidad de las empresas es no dejar a nadie atrás, y en este punto, para ella, los departamentos de Recursos Humanos tienen un rol importante en esta materia a la hora de favorecer las herramientas necesarias que tengan en cuenta a cada una de las personas que integran la plantilla de las empresas. Aspecto que, junto con la necesidad de llevar a cabo acciones de formación y sensibilización a toda la plantilla, se torna esencial a la hora de integrar a las personas empleadas e involucrarlas en las políticas de diversidad e inclusión de las empresas.

Combatir los sesgos inconscientes, clave en la reducción de las desigualdades

El 8 de abril se conmemora el Día Internacional del Pueblo Gitano para sensibilizar y crear conciencia acerca de las discriminaciones que, todavía hoy, sufren las personas de etnia gitana, entre ellas, en el ámbito del empleo. Leer más

Creando un compromiso con las trabajadoras del hogar, profesionales esenciales y diversas, pero invisibilizadas

El pasado día 30 ha tenido lugar la conmemoración del Día Internacional de las Trabajadoras del Hogar, uno de los sectores más feminizados pero también con mayor tasa de precarización que, especialmente en los últimos dos años, se ha puesto de relieve la gran importancia del trabajo que realizan estas profesionales. Leer más

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible, al alcance de las empresas a través de la gestión de la diversidad cultural

No cabe duda que las empresas tienen un papel clave a la hora de generar un cambio social aportando valor a la sociedad más allá de su crecimiento económico.

Con la Agenda 2030 el tejido empresarial fue llamado a la acción jugando un papel central en la consecución de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible. Su contribución es clave en la construcción de sociedades más justas, cohesionadas y sostenibles, generando una economía alineada con este gran reto social, incluyente y que no deje a nadie atrás.

En muchas ocasiones el tejido empresarial desconoce o tiene dudas acerca de cómo puede, con sus acciones, contribuir a la consecución de los ODS. En este sentido, es crucial establecer un proceso de reflexión que nos permita decidir donde tenemos más “palanca” a la hora de generar un impacto social positivo, siendo muchas veces tan sencillo como pensar cómo gestionar todo el talento que conforma la empresa.

Una política responsable de gestión de personas contribuye a la consecución de 4 de los ODS

La gestión de la diversidad cultural se convierte en una oportunidad a la hora de generar valor social compartido y un impacto positivo en la sociedad en la que operamos. Alinear la estrategia de diversidad e inclusión de la empresa con los ODS permite la creación de una hoja de ruta para la contribución del desarrollo sostenible a la vez que crea nuevas oportunidades de negocio a nuevos mercados y resultados.

Desde DIVEM, a través del Taller Creando un impacto social positivo: Gestión de la diversidad y ODS pretendemos involucrar a las empresas en la reflexión acerca del valor y de los beneficios de la diversidad cultural y cómo una gestión responsable del talento culturalmente diverso permite impactar sobre el ODS5 (Igualdad de Género), el ODS8 (Empleo Decente y Crecimiento económico), el ODS10 (Reducción de las Desigualdades) y el ODS17 (Alianzas Estratégicas), estableciendo acciones y medidas concretas que contribuyan alcanzar dichos objetivos.

¡Descubre todas nuestras formaciones y súmate a las #EmpresasQueSuman con DIVEM!

Mujeres líderes: más allá de los planes de igualdad

El 17 de marzo, y dentro del marco de las acciones que desde DIVEM hemos organizado en conmemoración del Día de la Mujer, tuvo lugar el Encuentro Digital “Mujeres Líderes: Más allá de los planes de igualdad”. Leer más

Buenas prácticas para fomentar la diversidad cultural en las empresas del Arco Mediterráneo

El 3 de marzo tuvo lugar el encuentro DIVEM “Buenas prácticas para fomentar la diversidad cultural en las empresas del Arco Mediterráneo” con el objetivo de poner en valor el compromiso con la diversidad cultural y los beneficios del trabajo para la consecución de los ODS. Leer más

Los Planes de Igualdad, una herramienta para reducir la doble brecha salarial en las mujeres de origen extranjero

Hace unos días se celebró el Día Europeo por la Igualdad Salarial, un día cuyo objetivo es poner de relieve que, aún hoy en día, mujeres y hombres no ganan lo mismo por la realización del mismo trabajo o de un trabajo de igual valor, así como la necesidad de combatir la brecha salarial.

La brecha salarial en nuestro país, según los últimos datos actualizados que se tienen, es del 19,5 % (INE, 2019). Una diferencia que supone que las mujeres cobren 5.252,36 euros anuales menos que los hombres y que tiene su origen determinadas causas que mantienen esta desigualdad:

  • Mayor contratación de las mujeres a tiempo parcial. Según la última EPA de 2021, de los 2.738.000 contratos a tiempo parcial el 75 % fueron realizados a mujeres. En muchas ocasiones las mujeres reducen su jornada para poder hacer frente al cuidado de su familia y del hogar.
  • Mayor representación de las mujeres en sectores altamente feminizados que, además están peor valorados económicamente en cuanto a remuneraciones (servicios, cuidados, limpieza, educación…).
  • Menor representación de mujeres en puestos directivos.
  • Persistencia de los roles y estereotipos de género.

En el caso de las personas de origen extranjero, esa brecha se ensancha, según un informe publicado por la OIT en 2020 hasta el 28,3 %. Una grieta mayor aun en el caso de las mujeres de origen extranjero, las cuales, según datos de la última encuesta anual de estructura salarial publicada el año pasado, puede llegar a alcanzar, en función de las diversas nacionalidades, el 52,30 % respecto a los hombres españoles y el 40,54 % respecto a las mujeres españolas.

Para las mujeres de origen extranjero, las causas anteriores se ven además aumentadas por la falta de redes de apoyo, la dificultad en los procesos de homologación de su formación en origen, su situación administrativa, así como en ciertos prejuicios y estereotipos culturales todavía hoy persistentes en nuestra sociedad que hacen que género y origen favorezcan la doble brecha salarial.

Las empresas pueden contribuir en la reducción de estas desigualdades dando respuesta a las necesidades concretas que presentan estas mujeres a través de sus Planes de Igualdad. Así, pueden tener en cuenta en los procesos de selección la formación y experiencia en origen, facilitar la conciliación familiar para que no tengan que ver reducida su jornada causa de los cuidados o integrar acciones de discriminación positiva a la hora de promocionar a puestos de responsabilidad. Del mismo modo, otras iniciativas pasarían por la apuesta por la creación de nuevos referentes femeninos culturalmente diversos que ayuden a romper prejuicios y estereotipos; de esta forma, el propio tejido empresarial puede orientar esfuerzos al impulsar la igualdad en determinadas ocupaciones menos feminizadas y en las que existe una menor representación de mujeres migrantes.

Avanzando hacia la consecución del ODS 5

Es evidente que administración, empresa y sociedad en general tenemos un reto compartido a la hora de lograr cerrar esta brecha. La Agenda 2030, concretada en los Objetivos de Desarrollo Sostenible, se convierte en una herramienta clave que permite guiar el camino hacia la verdadera igualdad entre hombres y mujeres.

En este sentido, las empresas pueden poner en marcha acciones y medidas que permitan paliar estas desigualdades elaborando planes de igualdad en clave intercultural que integren acciones y medidas que favorezcan el acceso, mantenimiento y promoción del empleo de las mujeres migrantes.

Únete a las acciones que tenemos preparadas desde DIVEM para este mes de marzo, con motivo del Día Internacional de la Mujer, y descubre cómo implementar la variable cultural dentro de los Planes de Igualdad.