Emprender, una salida para que muchas mujeres inmigrantes puedan acceder a un empleo

El pasado 19 de noviembre se celebró el Día Internacional de la Mujer Emprendedora, una jornada que pretende reconocer el esfuerzo y valor de las mujeres emprendedoras en el mundo, visibilizando los obstáculos y dificultades a los que todavía hoy se enfrentan por su condición de mujer. Un día que pretende, además, empoderarlas e inspirar a otras mujeres y niñas a convertirse en participantes activas de la economía.

Visibilizar ejemplos como el de Sady, ayudan a poner en valor los esfuerzos de muchas mujeres migrantes que deciden emprender en nuestro país, favoreciendo el crecimiento y desarrollo económico. En su caso, como ella lo define, su emprendimiento “fue de corazón” y tras una patología sufrida por su marido decidió emprender poniendo en marcha una clínica especializada en medicina hiperbárica.

Para Sady, como para muchas mujeres emprendedoras, la financiación fue uno de sus mayores barreras y tuvo que invertir todos sus ahorros para poder iniciar su negocio. Ella tiene claro que es necesario “fomentar el talento dejando que las personas tengan iniciativa propia y permitiéndoles aportar sus valores, talento y empuje” toda una serie de competencias ⎼fruto de su proceso migratorio y aprendizaje vital⎼ que, hoy en día, son extremadamente valiosas a la hora de emprender (capacidad de adaptación, resiliencia, asunción de riesgos, autoconfianza…).

Retos y obstáculos para el emprendimiento de mujeres de origen extranjero en España

En nuestro país, la tasa actual de mujeres afiliadas al Régimen RETA asciende ⎼según datos de publicados por el Ministerio de Trabajo y Economía Social a fecha de agosto de 2021⎼ al 36 % (1.198.397) frente al 64 % de los hombres. Estos datos, a pesar del buen ritmo de afiliación de mujeres en los últimos años, nos muestra la todavía brecha existente entre los dos sexos en materia de emprendimiento.

Estas diferencias también se aprecian en el tipo de actividad que mayoritariamente eligen desarrollar: según un informe publicado en marzo de 2021 desde la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos ATA, es el sector servicios ⎼comercio y hostelería engloba el 35,1 % de la actividad⎼ el que concentra un mayor número de mujeres. En esta misma publicación se constata que, aunque estos sectores todavía son mayoritariamente dirigidos por mujeres, hay muestras de que muchas ya están empezando a emprender en actividades que ahora tienen un mayor empuje como son las científicas, profesionales y técnicas y en educación y servicios sanitarios (22,9 %).

Si desagregamos los datos teniendo en cuenta la variable origen, en España, según la EPA del tercer trimestre, un total de 138.000 mujeres extranjeras son empleadoras o autónomas sin asalariados, lo que supone el 4,6 % del total. Estas cifras, como en muchos otros ámbitos, pueden darnos muestras de las mayores dificultades que tienen a la hora de emprender las mujeres migrantes, las cuales suman al hecho de ser mujer otras barreras como el desconocimiento de determinadas cuestiones jurídico-administrativas, mayores dificultades en materia de financiación, falta de red de apoyo o incluso determinados estereotipos y prejuicios que dificultan poner en marcha un negocio.

El autoempleo se convierte para muchas mujeres en una salida digna y real sin distinción de edad ni nacionalidad y que, en muchos casos, puede ayudar a reducir la brecha salarial. Emprender es, para muchas, una fórmula atractiva que da respuesta a sus mayores dificultades de encontrar un empleo (según el Informe GEM 2020-2021 la mayoría de mujeres no emprenden por oportunidad sino porque necesitan el empleo).

Desde DIVEM asesoramos y orientamos a las empresas para reconocer todas las valiosas competencias que las mujeres de origen extranjero pueden aportar al mercado laboral. Un reconocimiento que ayuda a no solo a integrar en las empresas todo ese conocimiento y ese talento, sino que también contribuye a crear una sociedad más igualitaria.

Diversidad cultural, empresas y tercer sector: sinergias para mejorar la empleabilidad de las mujeres inmigrantes

El pasado 23 de septiembre, desde  DIVEM participamos en el Encuentro Europeo del Programa Grase tras ser seleccionados como ejemplo en España de buenas prácticas para abordar la discriminación que sufren las mujeres migrantes y favorecer su acceso al mercado laboral. Esta ocasión nos ha permitido hablar de gestión de la diversidad cultural y dar a conocer el proyecto otras entidades de España, pero también de Italia y Portugal. Leer más

Mujer, migrante y mayor: cuando la discriminación interseccional cierra las puertas al talento

Ligia, venezolana de 57 años, es una médico pediatra, especialista en neonatología, con un master en administración hospitalaria y más de 30 años de experiencia profesional. Una formación y experiencia que le permitieron ser Jefa de Servicio de la Unidad de Neonatología del Hospital Materno Infantil en Chile, su país natal. Leer más

La igualdad salarial, una asignatura pendiente para las mujeres de origen extranjero

El 17 de septiembre se ha celebrado el Día Internacional de la Igualdad Salarial, día proclamado por la ONU para representar los esfuerzos constantes por conseguir la igualdad salarial por un trabajo de igual valor, el compromiso con los Derechos Humanos y contra todas las formas de discriminación, incluida la discriminación contra las mujeres y las niñas.

No hay duda de que los avances en esta materia en los últimos años han sido notorios y, tanto a nivel social como por parte de las administraciones y el sector privado, se han puesto en marcha acciones y medidas que están permitiendo cerrar, poco a poco, estas desigualdades de género.

Aun así, según la última Encuesta Anual de Estructura Salarial publicada el pasado junio por el Instituto Nacional de Estadística (INE), con datos de 2019, la brecha salarial entre hombres y mujeres se situó en el 19,5 %, lo que evidencia la necesidad de seguir trabajando y sembrando esfuerzos por paliar estas diferencias salariales con el objetivo de lograr una igualdad real y efectiva entre ambos sexos.

Los datos publicados también muestran que el 25,7 % de las mujeres tuvieron ingresos menores o iguales al Salario Mínimo Interprofesional, frente al 11,1 % de los hombres. Las causas de estas diferencias las podemos encontrar en aspectos tales como la mayor parcialidad de los contratos de las mujeres, los paréntesis en su carrera profesional y los sesgos de género, todavía existentes en nuestra sociedad, vinculados al papel de la mujer en el mundo de los cuidados y al hogar.

Además, si analizamos estos datos desde una perspectiva cultural o de origen, vemos, otro año más, cómo estas diferencias respecto al salario son aún mayores en el caso de las mujeres migrantes, donde se constatan desigualdades en función de las diversas nacionalidades, llegando, en el caso de las mujeres africanas, a alcanzar el 52,30 %  respecto a los hombres españoles y al 40,54 % respecto a las mujeres españolas.

Para este grupo concreto de mujeres, las causas de esta brecha, además de las mencionadas anteriormente, también estarían relacionadas con una mayor representación de este colectivo en ocupaciones no cualificadas vinculadas, en muchas ocasiones, al sector servicios, que aglutina, según el último Informe del Mercado de Trabajo de los Extranjeros, el 46,76 % de los contratos de las personas extranjeras. Actividades económicas que, según los datos publicados en la Encuesta Anual de Estructura Salarial, también son las peor retribuidas.

A pesar de que el compromiso por parte de las Administraciones es cada vez mayor en esta materia y se están poniendo en marcha medidas que pretenden corregir estas desigualdades –como por ejemplo la reciente puesta en marcha del RD 902/2020 de igualdad retributiva entre mujeres y hombres–, todos estos datos, siguen evidenciando la necesidad de seguir trabajando por reducir esta brecha, todavía tan presente en nuestra sociedad, y que en el caso de las mujeres de origen extranjero se acentúa todavía más.

Las empresas, en este sentido, tienen también un papel clave a la hora de contribuir a este objetivo y su compromiso en esta materia tiene que verse reflejado en las diferentes acciones y medidas que integran su día a día para poder alcanzar una verdadera igualdad entre hombres y mujeres que rechace toda forma de discriminación en el seno de la empresa, no dejando a nadie atrás.

¡Entra a formar parte de DIVEM y conoce cómo contribuir desde la empresa a la consecución del ODS 5!

Trabajo doméstico y sociedad diversa: una oportunidad para las empresas

El 22 de julio se conmemora el Día Internacional del Trabajo Doméstico, una oportunidad para reconocer el importante valor social y económico de este trabajo esencial, que nos permite engranar nuestras responsabilidades laborales, familiares y personales. Además, es un buen momento para examinar el rendimiento del sector y apreciar las oportunidades que se abren para las empresas conscientes que deseen apostar por la gestión responsable de la diversidad cultural. Leer más

“La diversidad cultural es enriquecedora para las personas extranjeras trabajadoras y valiosísima para las empresas”

Con las personas refugiadas y migrantes llega a nuestro país un flujo de talento y, con frecuencia, una valiosa experiencia académica, profesional y vital. Para las empresas que apuestan por la inclusión y la gestión responsable de la diversidad cultural, ésta resulta un factor de oportunidad con beneficios positivos contrastados, entre los que podemos destacar el incremento de la rentabilidad, un mayor atractivo para atraer talento y una valoración positiva de los mercados y de los grupos de interés. Leer más

Katalin Kariko y Forence Nightindale: ejemplos de diversidad cultural y de género que transforman el mundo

La ejemplar respuesta de la comunidad científica y sanitaria, de empresas privadas e instituciones públicas, en la lucha contra el COVID-19, ha mostrado lo mejor de la humanidad, esa maravillosa capacidad para lograr lo imposible cuando sumamos esfuerzos. Leer más

Mejorar el compromiso con la diversidad cultural y la igualdad de género en las empresas a través de la formación

Una gestión responsable de la diversidad que contemple las variables de género y cultura de una manera responsable y adecuada es una oportunidad para la empresa, favoreciendo la integración laboral en condiciones de igualdad, permitiendo a las empresas nutrirse de todo ese talento, generando un valor añadido y contribuyendo además a la consecución del ODS 5-Igualdad de género. Leer más

Mujer y diversidad cultural: valor, reto y oportunidad

El 25 de marzo tuvo lugar en encuentro DIVEM “Mujer y diversidad cultural: valor, reto y oportunidad” con el objetivo de mostrar liderazgos y referentes en el ámbito empresarial respecto a la diversidad cultural y la igualdad de género. En este espacio se dieron cita representantes de algunas empresas alineadas con el trabajo desempeñado a través del proyecto DIVEM, como la cooperativa aragonesa Tiebel, la pyme vasca Ubikare y dos grandes empresas como son Grupo Nueva Pescanova y Endesa. Leer más

Diversidad Cultural y de Género

Diversidad cultural y de género: hacia una verdadera integración en igualdad

Con motivo del Día de la Mujer, durante el mes de marzo se enmarcan diferentes iniciativas y acciones que pretenden sensibilizar y reivindicar la igualdad efectiva entre hombres y mujeres, los derechos de éstas y su empoderamiento en todos los ámbitos de la sociedad. Leer más