Maribel Santos, ingeniera de INECO: “Las mujeres latinoamericanas podemos aportar a las empresas dando ese aire fresco de conocimiento que tenemos”

Maribel Santos es ingeniera civil de profesión, con más de 20 años de experiencia en el sector. Actualmente trabaja como experta en INECO, empresa de ingeniería y consultoría global en infraestructuras, desarrollando multitud de proyectos tanto a nivel nacional como a nivel internacional. El pasado 17 de marzo, ella, junto a otras tres mujeres, participaron en el Encuentro Empresarial DIVEM titulado “Mujeres líderes. Más allá de los planes de igualdad”, donde compartieron experiencias y buenas prácticas respecto a la igualdad de oportunidades efectivas entre hombres y mujeres a través de compromisos y actuaciones más allá del mero cumplimiento normativo.

Defensora de los derechos respecto al género y a los colectivos más vulnerables, no se considera un referente para otras mujeres migrantes pero tiene claro su compromiso y papel como facilitadora en la ayuda a otras mujeres. Tal y como nos comenta, “cuando dejamos nuestra tierra, nuestros anhelos, nuestras familias… venimos en busca de un mejor futuro y de una mejor proyección profesional. Haces las cosas no con el objetivo de convertirte en un referente, pero sí que lo haces con el objetivo de abrir puertas a otras mujeres que quieren emprender el mismo camino”. En este sentido, Maribel apunta que “las mujeres y las niñas deben buscar en la vida esas mujeres que le sirvan de referencia, ver sus trayectorias profesionales y buscar en ellas esos agentes diferenciadores que le han permitido lograr traspasar esas barreras que han tenido que cruzar”.

Barreras que, como mujer y migrante, conoce muy bien y ha tenido que ir derribando en un sector fuertemente profesionalizado como el suyo: la ingeniería civil, empleando tiempo y dinero en la homologación de título, formación y reciclaje continuo para adaptarse a los cambios propios de su ejercicio profesional, prejuicios y estereotipos de género o vinculados a su origen…

Santos tiene claro que es necesario romper con el estereotipo que muchas mujeres latinas tienen acerca de su proyección profesional en su nueva sociedad de acogida y afirma que “podemos venir a hacer otras cosas, podemos aportar, podemos dar ese aire fresco de conocimiento que tenemos”. Esa interiorización de los estereotipos y prejuicios, aún vigentes, hacen también mella en estas mujeres, que, a estos obstáculos se suman en no pocas ocasiones los autoimpuestos: “Muchas veces las principales barreras nos las ponemos nosotras mismas”.

En relación al entorno laboral, Maribel cree que uno de los papeles de las políticas de diversidad de las empresas es no dejar a nadie atrás, y en este punto, para ella, los departamentos de Recursos Humanos tienen un rol importante en esta materia a la hora de favorecer las herramientas necesarias que tengan en cuenta a cada una de las personas que integran la plantilla de las empresas. Aspecto que, junto con la necesidad de llevar a cabo acciones de formación y sensibilización a toda la plantilla, se torna esencial a la hora de integrar a las personas empleadas e involucrarlas en las políticas de diversidad e inclusión de las empresas.

Creando un compromiso con las trabajadoras del hogar, profesionales esenciales y diversas, pero invisibilizadas

El pasado día 30 ha tenido lugar la conmemoración del Día Internacional de las Trabajadoras del Hogar, uno de los sectores más feminizados pero también con mayor tasa de precarización que, especialmente en los últimos dos años, se ha puesto de relieve la gran importancia del trabajo que realizan estas profesionales. Leer más

Mujeres líderes: más allá de los planes de igualdad

El 17 de marzo, y dentro del marco de las acciones que desde DIVEM hemos organizado en conmemoración del Día de la Mujer, tuvo lugar el Encuentro Digital “Mujeres Líderes: Más allá de los planes de igualdad”. Leer más

Los Planes de Igualdad, una herramienta para reducir la doble brecha salarial en las mujeres de origen extranjero

Hace unos días se celebró el Día Europeo por la Igualdad Salarial, un día cuyo objetivo es poner de relieve que, aún hoy en día, mujeres y hombres no ganan lo mismo por la realización del mismo trabajo o de un trabajo de igual valor, así como la necesidad de combatir la brecha salarial.

La brecha salarial en nuestro país, según los últimos datos actualizados que se tienen, es del 19,5 % (INE, 2019). Una diferencia que supone que las mujeres cobren 5.252,36 euros anuales menos que los hombres y que tiene su origen determinadas causas que mantienen esta desigualdad:

  • Mayor contratación de las mujeres a tiempo parcial. Según la última EPA de 2021, de los 2.738.000 contratos a tiempo parcial el 75 % fueron realizados a mujeres. En muchas ocasiones las mujeres reducen su jornada para poder hacer frente al cuidado de su familia y del hogar.
  • Mayor representación de las mujeres en sectores altamente feminizados que, además están peor valorados económicamente en cuanto a remuneraciones (servicios, cuidados, limpieza, educación…).
  • Menor representación de mujeres en puestos directivos.
  • Persistencia de los roles y estereotipos de género.

En el caso de las personas de origen extranjero, esa brecha se ensancha, según un informe publicado por la OIT en 2020 hasta el 28,3 %. Una grieta mayor aun en el caso de las mujeres de origen extranjero, las cuales, según datos de la última encuesta anual de estructura salarial publicada el año pasado, puede llegar a alcanzar, en función de las diversas nacionalidades, el 52,30 % respecto a los hombres españoles y el 40,54 % respecto a las mujeres españolas.

Para las mujeres de origen extranjero, las causas anteriores se ven además aumentadas por la falta de redes de apoyo, la dificultad en los procesos de homologación de su formación en origen, su situación administrativa, así como en ciertos prejuicios y estereotipos culturales todavía hoy persistentes en nuestra sociedad que hacen que género y origen favorezcan la doble brecha salarial.

Las empresas pueden contribuir en la reducción de estas desigualdades dando respuesta a las necesidades concretas que presentan estas mujeres a través de sus Planes de Igualdad. Así, pueden tener en cuenta en los procesos de selección la formación y experiencia en origen, facilitar la conciliación familiar para que no tengan que ver reducida su jornada causa de los cuidados o integrar acciones de discriminación positiva a la hora de promocionar a puestos de responsabilidad. Del mismo modo, otras iniciativas pasarían por la apuesta por la creación de nuevos referentes femeninos culturalmente diversos que ayuden a romper prejuicios y estereotipos; de esta forma, el propio tejido empresarial puede orientar esfuerzos al impulsar la igualdad en determinadas ocupaciones menos feminizadas y en las que existe una menor representación de mujeres migrantes.

Avanzando hacia la consecución del ODS 5

Es evidente que administración, empresa y sociedad en general tenemos un reto compartido a la hora de lograr cerrar esta brecha. La Agenda 2030, concretada en los Objetivos de Desarrollo Sostenible, se convierte en una herramienta clave que permite guiar el camino hacia la verdadera igualdad entre hombres y mujeres.

En este sentido, las empresas pueden poner en marcha acciones y medidas que permitan paliar estas desigualdades elaborando planes de igualdad en clave intercultural que integren acciones y medidas que favorezcan el acceso, mantenimiento y promoción del empleo de las mujeres migrantes.

Únete a las acciones que tenemos preparadas desde DIVEM para este mes de marzo, con motivo del Día Internacional de la Mujer, y descubre cómo implementar la variable cultural dentro de los Planes de Igualdad.

Atos: “Sensibilizar sobre diversidad en las empresas ayuda eliminar estereotipos, sesgos y desigualdades”

Atos es líder global en transformación digital, gracias a su tecnología innovadora, experiencia digital y conocimiento sectorial, impulsando la transformación digital de sus clientes en diversos sectores de negocio. Leer más

Emprender, una salida para que muchas mujeres inmigrantes puedan acceder a un empleo

El pasado 19 de noviembre se celebró el Día Internacional de la Mujer Emprendedora, una jornada que pretende reconocer el esfuerzo y valor de las mujeres emprendedoras en el mundo, visibilizando los obstáculos y dificultades a los que todavía hoy se enfrentan por su condición de mujer. Un día que pretende, además, empoderarlas e inspirar a otras mujeres y niñas a convertirse en participantes activas de la economía. Leer más

Diversidad cultural, empresas y tercer sector: sinergias para mejorar la empleabilidad de las mujeres inmigrantes

El pasado 23 de septiembre, desde  DIVEM participamos en el Encuentro Europeo del Programa Grase tras ser seleccionados como ejemplo en España de buenas prácticas para abordar la discriminación que sufren las mujeres migrantes y favorecer su acceso al mercado laboral. Esta ocasión nos ha permitido hablar de gestión de la diversidad cultural y dar a conocer el proyecto otras entidades de España, pero también de Italia y Portugal. Leer más

Mujer, migrante y mayor: cuando la discriminación interseccional cierra las puertas al talento

Ligia, venezolana de 57 años, es una médico pediatra, especialista en neonatología, con un master en administración hospitalaria y más de 30 años de experiencia profesional. Una formación y experiencia que le permitieron ser Jefa de Servicio de la Unidad de Neonatología del Hospital Materno Infantil en Chile, su país natal. Leer más

La igualdad salarial, una asignatura pendiente para las mujeres de origen extranjero

El 17 de septiembre se ha celebrado el Día Internacional de la Igualdad Salarial, día proclamado por la ONU para representar los esfuerzos constantes por conseguir la igualdad salarial por un trabajo de igual valor, el compromiso con los Derechos Humanos y contra todas las formas de discriminación, incluida la discriminación contra las mujeres y las niñas.

No hay duda de que los avances en esta materia en los últimos años han sido notorios y, tanto a nivel social como por parte de las administraciones y el sector privado, se han puesto en marcha acciones y medidas que están permitiendo cerrar, poco a poco, estas desigualdades de género.

Aun así, según la última Encuesta Anual de Estructura Salarial publicada el pasado junio por el Instituto Nacional de Estadística (INE), con datos de 2019, la brecha salarial entre hombres y mujeres se situó en el 19,5 %, lo que evidencia la necesidad de seguir trabajando y sembrando esfuerzos por paliar estas diferencias salariales con el objetivo de lograr una igualdad real y efectiva entre ambos sexos.

Los datos publicados también muestran que el 25,7 % de las mujeres tuvieron ingresos menores o iguales al Salario Mínimo Interprofesional, frente al 11,1 % de los hombres. Las causas de estas diferencias las podemos encontrar en aspectos tales como la mayor parcialidad de los contratos de las mujeres, los paréntesis en su carrera profesional y los sesgos de género, todavía existentes en nuestra sociedad, vinculados al papel de la mujer en el mundo de los cuidados y al hogar.

Además, si analizamos estos datos desde una perspectiva cultural o de origen, vemos, otro año más, cómo estas diferencias respecto al salario son aún mayores en el caso de las mujeres migrantes, donde se constatan desigualdades en función de las diversas nacionalidades, llegando, en el caso de las mujeres africanas, a alcanzar el 52,30 %  respecto a los hombres españoles y al 40,54 % respecto a las mujeres españolas.

Para este grupo concreto de mujeres, las causas de esta brecha, además de las mencionadas anteriormente, también estarían relacionadas con una mayor representación de este colectivo en ocupaciones no cualificadas vinculadas, en muchas ocasiones, al sector servicios, que aglutina, según el último Informe del Mercado de Trabajo de los Extranjeros, el 46,76 % de los contratos de las personas extranjeras. Actividades económicas que, según los datos publicados en la Encuesta Anual de Estructura Salarial, también son las peor retribuidas.

A pesar de que el compromiso por parte de las Administraciones es cada vez mayor en esta materia y se están poniendo en marcha medidas que pretenden corregir estas desigualdades –como por ejemplo la reciente puesta en marcha del RD 902/2020 de igualdad retributiva entre mujeres y hombres–, todos estos datos, siguen evidenciando la necesidad de seguir trabajando por reducir esta brecha, todavía tan presente en nuestra sociedad, y que en el caso de las mujeres de origen extranjero se acentúa todavía más.

Las empresas, en este sentido, tienen también un papel clave a la hora de contribuir a este objetivo y su compromiso en esta materia tiene que verse reflejado en las diferentes acciones y medidas que integran su día a día para poder alcanzar una verdadera igualdad entre hombres y mujeres que rechace toda forma de discriminación en el seno de la empresa, no dejando a nadie atrás.

¡Entra a formar parte de DIVEM y conoce cómo contribuir desde la empresa a la consecución del ODS 5!

Trabajo doméstico y sociedad diversa: una oportunidad para las empresas

El 22 de julio se conmemora el Día Internacional del Trabajo Doméstico, una oportunidad para reconocer el importante valor social y económico de este trabajo esencial, que nos permite engranar nuestras responsabilidades laborales, familiares y personales. Además, es un buen momento para examinar el rendimiento del sector y apreciar las oportunidades que se abren para las empresas conscientes que deseen apostar por la gestión responsable de la diversidad cultural. Leer más