Las empresas, agentes claves para lograr un futuro sostenible

El 22 de abril se conmemora el Día Internacional de la Madre Tierra el cual, nos invita a reflexionar y concienciar sobre la importancia de poder tener la capacidad de transformar nuestro impacto en el planeta, a través de una economía sostenible. Según palabras de Antonio Guterres, secretario general de las Naciones Unidas:

“Debemos impulsar soluciones basadas en la naturaleza y la energía renovable generando nuevos puestos de trabajo, infraestructuras más limpias y una mayor resiliencia en el futuro. Creando así, un mundo inclusivo en el que se conviva con la naturaleza y permita a las personas gozar de mejor salud, ejercer plenamente sus derechos humanos y, por tanto, llevar una vida digna en un planeta saludable”

En este sentido, la comunidad internacional se comprometió a dirigir sus esfuerzos en lograr las metas dictadas por la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible, impactando positivamente tanto en el medioambiente como en una reorganización social y económica más justa, sostenible, equitativa e inclusiva. 

Para ello, es necesaria la transformación de los sistemas sociales y económicos para lograr un futuro sostenible. Todo el mundo tiene un papel clave para lograr esa transformación, desempeñando funciones individuales, complementarias y encadenadas para conseguir un cambio intersectorial y de toda la economía, con efectos inmediatos y a largo plazo que nos encaminen hacia el logro de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). 

Así, es necesario que los distintos agentes sociales, empresariales, económicos y financieros asuman esta transformación e impulsen el cambio hacia esta sostenibilidad, garantizando el cumplimiento de la Agenda 2030. En este sentido, es indispensable el compromiso de todos los agentes que operan en la sociedad, incluidas todas las empresas, independientemente de su tamaño y sector, las cuales poseen una capacidad de transformación social imprescindible para cumplir con estos objetivos.

Desde DIVEM orientamos a las empresas y les ayudamos a generar un cambio social, contribuyendo conjuntamente al cumplimiento de la Agenda 2030 al incidir directamente en el ODS 5 (para lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas), ODS 8 (promover el crecimiento económico inclusivo y sostenible, el empleo y el trabajo decente para todas las personas), ODS 10 (reducir la desigualdad en y entre los países), ODS 17 (revitalizar la Alianza Mundial para el Desarrollo Sostenible).

373 empresas y 18 entidades y asociaciones empresariales ya han podido poner en marcha acciones y estrategias de responsabilidad social con el objetivo de incidir en los ODS a través de una gestión adecuada y comprometida de la diversidad cultural.

Súmate a las empresas socialmente responsables con DIVEM y te ayudaremos a elaborar y llevar a cabo acciones que aporten valor a tu empresa, que impacte en los ODS gracias a un compromiso adquirido con la sostenibilidad y el futuro.

Maribel Santos, ingeniera de INECO: “Las mujeres latinoamericanas podemos aportar a las empresas dando ese aire fresco de conocimiento que tenemos”

Maribel Santos es ingeniera civil de profesión, con más de 20 años de experiencia en el sector. Actualmente trabaja como experta en INECO, empresa de ingeniería y consultoría global en infraestructuras, desarrollando multitud de proyectos tanto a nivel nacional como a nivel internacional. El pasado 17 de marzo, ella, junto a otras tres mujeres, participaron en el Encuentro Empresarial DIVEM titulado “Mujeres líderes. Más allá de los planes de igualdad”, donde compartieron experiencias y buenas prácticas respecto a la igualdad de oportunidades efectivas entre hombres y mujeres a través de compromisos y actuaciones más allá del mero cumplimiento normativo.

Defensora de los derechos respecto al género y a los colectivos más vulnerables, no se considera un referente para otras mujeres migrantes pero tiene claro su compromiso y papel como facilitadora en la ayuda a otras mujeres. Tal y como nos comenta, “cuando dejamos nuestra tierra, nuestros anhelos, nuestras familias… venimos en busca de un mejor futuro y de una mejor proyección profesional. Haces las cosas no con el objetivo de convertirte en un referente, pero sí que lo haces con el objetivo de abrir puertas a otras mujeres que quieren emprender el mismo camino”. En este sentido, Maribel apunta que “las mujeres y las niñas deben buscar en la vida esas mujeres que le sirvan de referencia, ver sus trayectorias profesionales y buscar en ellas esos agentes diferenciadores que le han permitido lograr traspasar esas barreras que han tenido que cruzar”.

Barreras que, como mujer y migrante, conoce muy bien y ha tenido que ir derribando en un sector fuertemente profesionalizado como el suyo: la ingeniería civil, empleando tiempo y dinero en la homologación de título, formación y reciclaje continuo para adaptarse a los cambios propios de su ejercicio profesional, prejuicios y estereotipos de género o vinculados a su origen…

Santos tiene claro que es necesario romper con el estereotipo que muchas mujeres latinas tienen acerca de su proyección profesional en su nueva sociedad de acogida y afirma que “podemos venir a hacer otras cosas, podemos aportar, podemos dar ese aire fresco de conocimiento que tenemos”. Esa interiorización de los estereotipos y prejuicios, aún vigentes, hacen también mella en estas mujeres, que, a estos obstáculos se suman en no pocas ocasiones los autoimpuestos: “Muchas veces las principales barreras nos las ponemos nosotras mismas”.

En relación al entorno laboral, Maribel cree que uno de los papeles de las políticas de diversidad de las empresas es no dejar a nadie atrás, y en este punto, para ella, los departamentos de Recursos Humanos tienen un rol importante en esta materia a la hora de favorecer las herramientas necesarias que tengan en cuenta a cada una de las personas que integran la plantilla de las empresas. Aspecto que, junto con la necesidad de llevar a cabo acciones de formación y sensibilización a toda la plantilla, se torna esencial a la hora de integrar a las personas empleadas e involucrarlas en las políticas de diversidad e inclusión de las empresas.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible, al alcance de las empresas a través de la gestión de la diversidad cultural

No cabe duda que las empresas tienen un papel clave a la hora de generar un cambio social aportando valor a la sociedad más allá de su crecimiento económico.

Con la Agenda 2030 el tejido empresarial fue llamado a la acción jugando un papel central en la consecución de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible. Su contribución es clave en la construcción de sociedades más justas, cohesionadas y sostenibles, generando una economía alineada con este gran reto social, incluyente y que no deje a nadie atrás.

En muchas ocasiones el tejido empresarial desconoce o tiene dudas acerca de cómo puede, con sus acciones, contribuir a la consecución de los ODS. En este sentido, es crucial establecer un proceso de reflexión que nos permita decidir donde tenemos más “palanca” a la hora de generar un impacto social positivo, siendo muchas veces tan sencillo como pensar cómo gestionar todo el talento que conforma la empresa.

Una política responsable de gestión de personas contribuye a la consecución de 4 de los ODS

La gestión de la diversidad cultural se convierte en una oportunidad a la hora de generar valor social compartido y un impacto positivo en la sociedad en la que operamos. Alinear la estrategia de diversidad e inclusión de la empresa con los ODS permite la creación de una hoja de ruta para la contribución del desarrollo sostenible a la vez que crea nuevas oportunidades de negocio a nuevos mercados y resultados.

Desde DIVEM, a través del Taller Creando un impacto social positivo: Gestión de la diversidad y ODS pretendemos involucrar a las empresas en la reflexión acerca del valor y de los beneficios de la diversidad cultural y cómo una gestión responsable del talento culturalmente diverso permite impactar sobre el ODS5 (Igualdad de Género), el ODS8 (Empleo Decente y Crecimiento económico), el ODS10 (Reducción de las Desigualdades) y el ODS17 (Alianzas Estratégicas), estableciendo acciones y medidas concretas que contribuyan alcanzar dichos objetivos.

¡Descubre todas nuestras formaciones y súmate a las #EmpresasQueSuman con DIVEM!

Cómo canalizar la ayuda desde las empresas para las personas ucranianas

El 10 de marzo estuvimos exponiendo en Fundación Telefónica la situación de las personas refugiadas ucranianas y explicamos cómo poder desarrollar acciones y canalizar la ayuda  desde empresas y entidades empresariales como la suya, con el objetivo de sensibilizar e informar sobre la crisis humanitaria que estamos viviendo y apoyar a las familias ucranianas. 

En esta sesión se abordó el conflicto en Ucrania, activo desde 2013, y la situación de la población de origen ucraniano en España y a nivel global. También se incidió en la situación de las personas afectadas por esta crisis humanitaria, poniendo en conocimiento la situación de las personas refugiadas y su contexto: cuando es una salida no planeada, la conciencia del no retorno, la gestión de las expectativas en el nuevo contexto y el trabajo para que vuelvan a vivir de una manera seguraEn este último punto se analizó cómo canalizar la ayuda para lograr este objetivo, haciendo hincapié en que la solidaridad canalizada a través de las organizaciones expertas tiene un mayor impacto en las personas que lo necesitan y la importancia de colaborar con organizaciones transparentes en el uso de los fondos y que cuenten con sistemas de calidad que avalen su trabajo. De esta manera, se crean alianzas que ponen de manifiesto que el binomio empresa-sociedad es algo indiscutible, ya que las empresas forman parte del entorno y la sociedad en la que operan y que sus acciones impactan en la vida de las personas. 

Acciones como la realizada en Fundación Telefónica nos hacen reflexionar y analizar que una gestión responsable de la diversidad cultural y el apoyo a las personas refugiadas se presentan como una oportunidad a la hora de generar valor social compartido. Para ello, a través de DIVEM impulsamos iniciativas y acciones que, a través de una gestión responsable y adecuada de la diversidad cultural, ayudan a descubrir y poner en valor el talento y las capacidades que pueden aportar las personas refugiadas : 

  • Creando alianzas entre el sector empresarial y organizaciones del tercer sector que sean expertas en diversidad cultural como Accem, que a través de DIVEM asesoramos, formamos y damos todo tipo de herramientas necesarias para la inclusión sociolaboral y la gestión exitosa de la diversidad cultural.
  • Sensibilizando internamente a las empresas formando a la plantilla y a la dirección sobre el porqué es importante la diversidad cultural, cómo impacta en las empresas y en la sociedad, qué beneficios tiene el intercambio cultural.  
  • Desarrollando en el plan estratégico de RSC una política específica de diversidad cultural que incluya a las personas refugiadas y migrantes para dotar de una mayor solidez a la cultura organizacional y de cara a desarrollar un compromiso coherente con la realidad social.
  • Desarrollando acciones de mentoring para la empleabilidad a través de asesoramientos para realizar un CV, cómo tener una entrevista exitosa, formaciones complementarias o la realización de programas de voluntariado corporativo y acercamiento a la realidad.

Las empresas, por tanto, tienen una oportunidad a la hora de ayudar a personas refugiadas y poder nutrirse e integrar todo ese talento heterogéneo y diverso que pueden recibir de ellos, tanto por su formación y experiencia profesional en origen, como por todas aquellas competencias adquiridas, fruto de su proceso migratorio y aprendizaje vital: emprendimiento, capacidad de adaptación, resiliencia, flexibilidad, asunción de riesgos, autoconfianza…. Así, pueden contribuir no solo al crecimiento económico de las empresas, sino a crear una sociedad más justa, igualitaria y sostenible a futuro. 

¡Únete a DIVEM y entra a formar parte de las #EmpresasQueSuman!

Empresas y ODS: hacia un modelo de justicia social

El 20 de febrero se conmemora el Día Mundial de la Justicia Social, una jornada para concienciar sobre la importancia de ir más allá de una justicia meramente legal, promoviendo una igualdad de oportunidades efectiva que permita a todas las personas poder desarrollarse en todos los aspectos, incluido, entre ellos, el profesional. Leer más

¿De qué hablamos cuando hablamos de diversidad cultural?

La diversidad está siendo en los últimos años un concepto en auge al que las empresas le están otorgando un papel cada vez más relevante, no sólo por los beneficios que supone contar con una plantilla que integre personas de diferentes sexos, edades, orígenes, capacidades, etc., sino también por el impacto social positivo que genera desarrollar planes de gestión de la diversidad que garanticen la igualdad de oportunidades y no discriminación en la empresa, como parte de sus políticas de responsabilidad social empresarial. Leer más

Empresas solidarias y diversidad cultural: el impacto sobre los ODS

El pasado 14 de diciembre tuvo lugar el encuentro DIVEM “Empresas solidarias y diversidad cultural. El impacto sobre los ODS con el objetivo de poner en valor los programas y acciones socialmente responsables de empresas líderes, referentes por su compromiso con las personas culturalmente diversas, con los que han contribuido a mejorar el acceso a derechos en igualdad de oportunidades y a promover medidas que contribuyen a generar una sociedad más cohesionada y justa. Leer más

Pasos y consejos para implementar los Objetivos de Desarrollo Sostenible en las empresas

Los Principios Rectores sobre las Empresas y los Derechos Humanos de las Naciones Unidas establece la responsabilidad de todas las empresas –independientemente de su tamaño y sector– de respetar los Derechos Humanos en todas sus operaciones y a lo largo de su cadena de valor. Por ello, las empresas deben empezar a abordar y garantizar el cumplimiento de la Agenda 2030 y la implementación de sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Por esto mismo, cada vez son más las empresas que asumen esta tarea, poniendo el foco en el ODS 17 (Alianzas estratégicas), para contribuir y dar soluciones, generando nuevas oportunidades. Leer más

El voluntariado corporativo atrae importantes beneficios para las empresas e impulsa su compromiso social

El voluntariado corporativo es una tendencia en ese mundo empresarial que está apostando por las personas y que ha sabido ver en estas actividades una forma de canalizar su compromiso social, y el de sus equipos, así como una oportunidad estratégica para acercar a la empresa valores como la diversidad, la inclusión, la empatía y la solidaridad. Poner el foco en lo humano implica para la empresa trascender a sí misma para beneficiar a la sociedad en su conjunto, entender que trabaja con personas antes que empleados y tomar conciencia de su función social transformadora. Leer más

Proexport: “La sociedad valora cada día más el importante protagonismo que la agricultura tiene en la Responsabilidad Social”

Conversamos con José Ramón Carrasco de la Sierra, responsable de Gestión de Proyectos y Responsabilidad Social en Proexport, una asociación de productores y exportadores de frutas y hortalizas en la Región de Murcia, sobre gestión responsable de la diversidad cultural. Leer más