EuropaMundo: “Para gestionar la diversidad es necesaria una formación constante y la implicación a todos los niveles de la empresa”

La empresa Europamundo Vacaciones es una operadora turística que trabaja con diferentes viajes y circuitos en todo el mundo, principalmente América Latina y Asia. Su plantilla, con personas de más de 37 nacionalidades diferentes, y su trato diario con personas de muy diversos orígenes, hace que la diversidad cultural esté reflejada en su ADN y sea un elemento transversal.

En 2018 esta empresa se adhirió al proyecto DIVEM con el objetivo de obtener asesoría, formación y el seguimiento necesario para continuar su compromiso y trabajo en la gestión responsable de la diversidad cultural. Gracias a ese continuo trabajo y compromiso, se le hizo entrega en el 2020 del distintivo DIVEM.

¿Qué importancia tiene para Europamundo integrar esa diversidad cultural en la empresa?

Tenemos en nuestra política comercial, social, medioambiental o buen gobierno de la empresa incrustado ese ADN diverso. Influye en nuestras relaciones comerciales y de negocio con nuestros clientes, nuestros proveedores, nuestros accionistas, japoneses, e incluso con la sociedad civil a través de nuestra Fundación. Esta diversidad está impregnada en la piel de Europamundo, por lo tanto, es muy importante tenerla y llevarla a buen fin.

Por todo ello, creemos que la diversidad es uno de nuestros pilares en la empresa, que busca la igualdad de sus integrantes, de sus grupos de interés y de que todas las personas nos sintamos con las mismas oportunidades e incluidas. La diversidad se debe de asentar en el cimiento del respeto y Europamundo lo promueve a través de numerosas iniciativas como un Plan de Igualdad de Oportunidades entre mujeres y hombres, un protocolo contra el acoso laboral, un Plan de Polivalencia Funcional para la búsqueda y desarrollo del talento, la realización de talleres, la oferta de circuitos turísticos que con los que favorecemos el aprendizaje compartido, la convivencia con el anfitrión, conocer otras culturas, costumbres y tradiciones…

¿Qué os motivó a adheriros a DIVEM y qué valor creéis que ha aportado a vuestro negocio?

Creemos que DIVEM nos puede aportar esa profesionalidad, esas ideas, nos puede aportar el know-how para poder gestionar la diversidad mediante ideas innovadoras, conocimientos… ese valor añadido que necesitamos.

La idea es que a través de DIVEM nos ayuden a aumentar la calidad de vida y el nivel de satisfacción del personal de Europamundo, potenciando las capacidades profesionales, el aprovechamiento de nuevos talentos e incluso generando nuevas oportunidades de negocio y nos ayuden a implementar dentro de nuestra estrategia de RSC un mayor desarrollo de los ODS.

¿A qué retos os habéis enfrentado a la hora de atender y prestar servicios a clientes de distintas procedencias y culturas? ¿Cómo los habéis solucionado?

Si pensamos en nuestro sector, en el turismo, según palabras de nuestro CEO, “es un factor de paz al permitir conocer a seres que hablan, rezan, viven, de un modo diferente en países distantes; pero que sonríen, lloran y aman como nosotros, interactúan y al final su deseo en este mundo es tan sencillo como el nuestro: vivir, ser felices ellos y sus seres queridos”.

Europamundo respeta las culturas locales, propias de cada comunidad y país en los que opera o países de origen de los y las pasajeras, adoptando una actitud comprometida, tratando de contribuir al desarrollo socioeconómico de dichos lugares y de los conocimientos de sus culturas.

Nuestra empresa tiene entre sus pasajeros 83 nacionalidades y entre sus clientes 59 nacionalidades, tenemos diversidad cultural, generacional, geográfica, étnica, idiomática, religiosa. Tal variedad ha hecho que le prestemos especial atención a la diversidad en su conjunto, aunque nuestro principal mercado es el latinoamericano. Por ello, decimos que, desde su nacimiento, Europamundo lleva en los genes la diversidad.

Pero Europamundo ha ido implementando sus acciones a través de un relación personalizada e incluso familiar con sus clientes, apoyado por el personal tan diverso, con reuniones periódicas, acción comercial a nivel mundial y una convención anual en la que se congregan los principales grupos de interés de la empresa. Y para la relación con los y las pasajeras, nuestros clientes en los circuitos, de 83 nacionalidades, es fundamental en nuestro negocio nuestros profesionales de 37 nacionalidades y ese equipo de guías, de 30 nacionalidades, con perfiles tan diversos en cuanto a cultura, etnia, religión, idioma.

¿Habéis llevado a cabo alguna acción para favorecer la igualdad de oportunidades independientemente del sexo y origen de las personas? ¿El formar parte del proyecto DIVEM os motiva a la hora de desarrollar nuevas iniciativas y acciones en favor de la diversidad cultural?

Desde el año 2017 tenemos un Plan de Igualdad y una Comisión de Igualdad que se reúne mensualmente y que supervisa las medidas y acciones que se proponen a lo largo del año. Esta Comisión de Igualdad supervisa las acciones de igualdad y la política de la empresa para que no exista ninguna discriminación y haya esa igualdad efectiva de oportunidades para todas las personas, independientemente de la edad, diversidad funcional, religión, idioma materno y sexo, además se apoyan en el Comité de Buenas Prácticas que supervisa y vela por el buen funcionamiento de nuestro Código Ético.

En Europamundo estamos orgullosos de contar con una plantilla de 37 nacionalidades de los 5 continentes, del 60 % de mujeres, un 68 % de mandos medios y un 83 % de jefas de área.

Estar dentro del proyecto DIVEM marca una colaboración entre la sociedad civil a través de las entidades sociales y las empresas, y nos va a permitir un asesoramiento personalizado de la diversidad en el ámbito laboral, formación a través de talleres para nuestro personal y una visibilidad importante de nuestras buenas prácticas, todo esto nos anima a desarrollar nueva ideas en favor de una diversidad amplia que mejora nuestra reputación, la comunicación y la cultura de la empresa y al final incrementa nuestro posicionamiento y credibilidad.

¿Creéis que es necesario formar tanto a las personas empleadas como a la alta dirección en materia de diversidad cultural? ¿Por qué?

Es necesario esta formación a través de proyectos como DIVEM, y de personal especializado como el personal de Accem que lleva el proyecto. Lógicamente esta formación se tiene que dar a todos los niveles de personas empleadas, base, mandos medios o ejecutivos. Y todavía es más importante esta formación en una empresa tan diversa como la nuestra porque, además de que siempre hay que considerar lo que se puede mejorar, la sensibilización y la formación no nos hacen perder ese contacto cotidiano con “el diferente, el descubrimiento y respeto de sus valores”.

Buscamos la excelencia y mejora continua de nuestros y nuestras empleadas, por ello Europamundo se compromete a poner los medios necesarios para contribuir al desarrollo y formación de sus empleados y a la actualización de sus conocimientos con el fin de propiciar su progreso profesional.

¿Consideráis que, en general, hace falta más sensibilización y formación dentro de las empresas para saber gestionar adecuadamente la diversidad?

Cuando pensamos en la diversidad, pensamos en muchos aspectos que nos hacen diferentes en el ser humano, aunque podríamos decir que todas las personas tenemos algo muy común, nuestra humanidad, nuestro compromiso por el respeto. Nos gustaría comenzar con una frase de nuestro CEO, Luis García Codron: “A través del encuentro con ‘el diferente’, el descubrimiento y respeto de sus valores, el turismo ha permitido recuperar el “orgullo por lo propio” (tradiciones, artesanía, gastronomía…) en comunidades que de algún modo habían podido sentirse marginadas y diferentes”.

Para poder gestionar ese encuentro con el diferente es necesario hacer sensibilización y formación constante dentro de la empresa y que esa formación llegue y se impliquen todos los niveles de la empresa.

Europamundo está comprometida con la diversidad cultural. ¿Qué acciones concretas realizáis para crear una empresa diversa e inclusiva?

Principalmente, las enumeradas en la primera pregunta. También, realizamos talleres de sensibilización y de formación, realizamos jornadas gastronómicas, eventos lúdicos, picnic o team building jornadas de voluntariado relacionadas con personas diversas, fundamentalmente con nuestros principales grupos de interés y nuestra Convención Anual reunión con los Grupos de Interés, como medio para intercambiar opiniones, conocimiento personal entre todos los grupos, fortaleciendo los canales, vínculos, productos, servicios, marcando una estrategia común que nos une.

¿Consideráis importante que las empresas adopten un papel activo en la consecución de los ODS y de la Agenda 2030? ¿Por qué?

Los ODS son un grito mundial a la adopción de diferentes medidas para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad, contribuyendo a la paz en nuestra amada tierra.

En palabra de nuestro CEO, el fomento de la Paz es la mayor aportación del Turismo, nuestro sector a la sostenibilidad. Esta paz se fomenta a través de la convivencia de distintas culturas y nacionalidades, que fomenta valores como la tolerancia y el respeto a lo diferente, además de contribuir a la protección del patrimonio histórico, cultural y natural del mundo y a la recuperación de tradiciones, artesanías y folklores autóctonos.

Lo que es más importante de los ODS es que nos aportan el valor de tener un planeta más sostenible, seguro y próspero para su población. Son objetivos que nos marcan unos límites y nos hacen comprender que todos debemos sumar, y “no se quiere dejar a nadie atrás”, este es el lema de los ODS, cada empresa aporta y contribuye a su logro. Esto es de máxima importancia ya que los logros sociales, medioambientales, de buen gobierno de los países dependen en buena medida de las empresas.