Cómo canalizar la ayuda desde las empresas para las personas ucranianas

El 10 de marzo estuvimos exponiendo en Fundación Telefónica la situación de las personas refugiadas ucranianas y explicamos cómo poder desarrollar acciones y canalizar la ayuda  desde empresas y entidades empresariales como la suya, con el objetivo de sensibilizar e informar sobre la crisis humanitaria que estamos viviendo y apoyar a las familias ucranianas. 

En esta sesión se abordó el conflicto en Ucrania, activo desde 2013, y la situación de la población de origen ucraniano en España y a nivel global. También se incidió en la situación de las personas afectadas por esta crisis humanitaria, poniendo en conocimiento la situación de las personas refugiadas y su contexto: cuando es una salida no planeada, la conciencia del no retorno, la gestión de las expectativas en el nuevo contexto y el trabajo para que vuelvan a vivir de una manera seguraEn este último punto se analizó cómo canalizar la ayuda para lograr este objetivo, haciendo hincapié en que la solidaridad canalizada a través de las organizaciones expertas tiene un mayor impacto en las personas que lo necesitan y la importancia de colaborar con organizaciones transparentes en el uso de los fondos y que cuenten con sistemas de calidad que avalen su trabajo. De esta manera, se crean alianzas que ponen de manifiesto que el binomio empresa-sociedad es algo indiscutible, ya que las empresas forman parte del entorno y la sociedad en la que operan y que sus acciones impactan en la vida de las personas. 

Acciones como la realizada en Fundación Telefónica nos hacen reflexionar y analizar que una gestión responsable de la diversidad cultural y el apoyo a las personas refugiadas se presentan como una oportunidad a la hora de generar valor social compartido. Para ello, a través de DIVEM impulsamos iniciativas y acciones que, a través de una gestión responsable y adecuada de la diversidad cultural, ayudan a descubrir y poner en valor el talento y las capacidades que pueden aportar las personas refugiadas : 

  • Creando alianzas entre el sector empresarial y organizaciones del tercer sector que sean expertas en diversidad cultural como Accem, que a través de DIVEM asesoramos, formamos y damos todo tipo de herramientas necesarias para la inclusión sociolaboral y la gestión exitosa de la diversidad cultural.
  • Sensibilizando internamente a las empresas formando a la plantilla y a la dirección sobre el porqué es importante la diversidad cultural, cómo impacta en las empresas y en la sociedad, qué beneficios tiene el intercambio cultural.  
  • Desarrollando en el plan estratégico de RSC una política específica de diversidad cultural que incluya a las personas refugiadas y migrantes para dotar de una mayor solidez a la cultura organizacional y de cara a desarrollar un compromiso coherente con la realidad social.
  • Desarrollando acciones de mentoring para la empleabilidad a través de asesoramientos para realizar un CV, cómo tener una entrevista exitosa, formaciones complementarias o la realización de programas de voluntariado corporativo y acercamiento a la realidad.

Las empresas, por tanto, tienen una oportunidad a la hora de ayudar a personas refugiadas y poder nutrirse e integrar todo ese talento heterogéneo y diverso que pueden recibir de ellos, tanto por su formación y experiencia profesional en origen, como por todas aquellas competencias adquiridas, fruto de su proceso migratorio y aprendizaje vital: emprendimiento, capacidad de adaptación, resiliencia, flexibilidad, asunción de riesgos, autoconfianza…. Así, pueden contribuir no solo al crecimiento económico de las empresas, sino a crear una sociedad más justa, igualitaria y sostenible a futuro. 

¡Únete a DIVEM y entra a formar parte de las #EmpresasQueSuman!

Empresas y ODS: hacia un modelo de justicia social

El 20 de febrero se conmemora el Día Mundial de la Justicia Social, una jornada para concienciar sobre la importancia de ir más allá de una justicia meramente legal, promoviendo una igualdad de oportunidades efectiva que permita a todas las personas poder desarrollarse en todos los aspectos, incluido, entre ellos, el profesional. Leer más

¿De qué hablamos cuando hablamos de diversidad cultural?

La diversidad está siendo en los últimos años un concepto en auge al que las empresas le están otorgando un papel cada vez más relevante, no sólo por los beneficios que supone contar con una plantilla que integre personas de diferentes sexos, edades, orígenes, capacidades, etc., sino también por el impacto social positivo que genera desarrollar planes de gestión de la diversidad que garanticen la igualdad de oportunidades y no discriminación en la empresa, como parte de sus políticas de responsabilidad social empresarial. Leer más

Empresas solidarias y diversidad cultural: el impacto sobre los ODS

El pasado 14 de diciembre tuvo lugar el encuentro DIVEM “Empresas solidarias y diversidad cultural. El impacto sobre los ODS con el objetivo de poner en valor los programas y acciones socialmente responsables de empresas líderes, referentes por su compromiso con las personas culturalmente diversas, con los que han contribuido a mejorar el acceso a derechos en igualdad de oportunidades y a promover medidas que contribuyen a generar una sociedad más cohesionada y justa. Leer más

Pasos y consejos para implementar los Objetivos de Desarrollo Sostenible en las empresas

Los Principios Rectores sobre las Empresas y los Derechos Humanos de las Naciones Unidas establece la responsabilidad de todas las empresas –independientemente de su tamaño y sector– de respetar los Derechos Humanos en todas sus operaciones y a lo largo de su cadena de valor. Por ello, las empresas deben empezar a abordar y garantizar el cumplimiento de la Agenda 2030 y la implementación de sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Por esto mismo, cada vez son más las empresas que asumen esta tarea, poniendo el foco en el ODS 17 (Alianzas estratégicas), para contribuir y dar soluciones, generando nuevas oportunidades. Leer más

El voluntariado corporativo atrae importantes beneficios para las empresas e impulsa su compromiso social

El voluntariado corporativo es una tendencia en ese mundo empresarial que está apostando por las personas y que ha sabido ver en estas actividades una forma de canalizar su compromiso social, y el de sus equipos, así como una oportunidad estratégica para acercar a la empresa valores como la diversidad, la inclusión, la empatía y la solidaridad. Poner el foco en lo humano implica para la empresa trascender a sí misma para beneficiar a la sociedad en su conjunto, entender que trabaja con personas antes que empleados y tomar conciencia de su función social transformadora. Leer más

Proexport: “La sociedad valora cada día más el importante protagonismo que la agricultura tiene en la Responsabilidad Social”

Conversamos con José Ramón Carrasco de la Sierra, responsable de Gestión de Proyectos y Responsabilidad Social en Proexport, una asociación de productores y exportadores de frutas y hortalizas en la Región de Murcia, sobre gestión responsable de la diversidad cultural. Leer más

La Agenda 2030 desde un enfoque sectorial: creando sinergias entre empresas

En el marco del 6º aniversario de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas la Red Española del Pacto Mundial ha presentado su publicación anual ODS AÑO 6, la Agenda 2030 desde un enfoque sectorial: creando sinergias entre empresas en la que la Red resalta el enfoque sectorial como clave para alcanzar el desarrollo sostenible y lograr un cambio para la implementación de los ODS. Leer más

El diagnóstico DIVEM: una ayuda a las empresas para desarrollar su Plan de Gestión de la Diversidad

Son cada vez más las empresas que deciden apostar por estrategias de diversidad e inclusión convencidas, no solo de los múltiples beneficios que éstas generan, sino también del papel que tienen a la hora de responder a las demandas sociales y contribuir, con sus acciones, a la generación de un impacto social positivo. Leer más

El Tercer Sector como aliado estratégico para la sostenibilidad empresarial

El 31 de agosto se conmemora el Día Internacional de la Solidaridad, un valor distintivamente humano que nos impulsa a colaborar y apoyar causas e intereses ajenos. Este valor nos permite sentir lo ajeno como propio. Por ello, la solidaridad es más relevante ahora que nunca, al estar inmersos en esta realidad compleja que nos plantea un mundo interconectado, afectado por impredecibles sensibilidades sistémicas. Esto parece dar mayor sentido al viejo aforismo latino: “Soy un hombre, nada humano me es ajeno”. Los ODS nos ofrecen esa causa ambiciosa y nos invitan a colaborar en lo propio y construir la sociedad justa y próspera. Leer más