DIVEM, diversidad cultural, empresas

¿Cómo se percibe la discriminación en España?

¿Cómo se percibe la discriminación? ¿Somos una sociedad tan abierta e integradora como nos creemos? Analizando los datos del estudio del CIS sobre Percepción de la Discriminación en España de año 2016, hay una serie de puntos que interesa destacar y que invitan a la reflexión.

 En dicho estudio, un 58% de las personas preguntadas habían aprobado que, a igualdad de formación y experiencia, una empresa contratara antes a una persona nacida en España que a una persona inmigrante. A la misma pregunta, solo un 22% lo desaprobaba por completo.
Dentro del perfil de personas que respondieron afirmativamente a la pregunta anterior (a igualdad de condiciones, se prefiere antes a una persona nacida en España que a un/a inmigrante) un 75% no consideraba que ser extranjero pudiera perjudicar a una persona a la hora de ser seleccionada para un puesto de trabajo.

Si hablamos en general de la población nacida en el extranjero, un 26% consideraba que el último año se había sentido discriminada en el ámbito laboral (acceso al trabajo, salario, promoción, formación, despido, compatibilización trabajo y familia, acceso a puestos de responsabilidad, etc) por razón de su nacionalidad u origen racial o étnico, y un 19% percibían esa discriminación en la calle, en el trato con la gente.

La percepción de situaciones discriminatorias relacionadas con el ámbito laboral presenta una serie de diferencias interesantes, ya que al preguntar a las personas que habían nacido fuera de España que trabajaban o habían trabajado, casi un 30% de las personas nacidas fuera de España decían haber cobrado un salario menor al que le correspondería motivado por sus características o condiciones personales, frente a un 17% de los nacidos en España. También un 18% de las personas extranjeras decían haber tenido peores horarios o turnos de trabajo motivados por sus características o condiciones personales, frente al 10% de las personas nacidas en España.

Estos datos son significativos y es interesante tenerlos en cuenta para valorar la percepción y las experiencias respecto la discriminación en nuestro país, tanto por parte del perfil empleador, como por parte de los potenciales trabajadores y trabajadoras.