moda, DIVEM, diversidad, empresasquesuman

Celebrando las diferencias en el mundo de la moda

El mundo de la moda en numerosas ocasiones es frívolo y superficial, y muchas veces las marcas se acercan a la diversidad como una oportunidad de negocio, sin ningún interés por su buena gestión y desarrollo.

Hemos hablado de este sector en varias ocasiones, pero en este caso es para compartir una iniciativa que nos parecen muy significativas de cara a compartir y mostrar buenas prácticas. Apostar por firmas conocidas que ven en la diversidad cultural una línea donde verse representadas, una seña de identidad que les diferencia del resto y les potencia en el mercado.

Hablamos en este caso de Desigual, la marca catalana que ha hecho de la diversidad su signo. Hace ya algunas temporadas, apostó por la modelo Winnie Harlow, conocida por su piel marcada por el vitíligo, o a mujeres que no encajan con los estereotipos tradicionales de belleza, como la rapera Princess Nokia o la modelo de tallas grandes Charli Howard.

En el mes de septiembre, entró Jean-Paul Guode como director creativo de la firma, y Share the Power, la última campaña es una oda a la diversidad, sobre porqué las diferencias nos hacen iguales.

Desigual no es la única marca de ropa que lanza un mensaje que apuesta por las diferencias, la multiplicidad de culturas y géneros, y además, hace de ello su leitmotiv. Sin embargo, a nivel global no son muchas las empresas en este sector que mantienen el mensaje más allá de una campaña o una iniciativa puntual.

Un aspecto fundamental es el mantener una coherencia con la imagen y mensaje que se proyecta, y la realidad de la empresa. Tener una plantilla de trabajadores y trabajadoras diversa, plural, realizar iniciativas a nivel interno que promuevan esa diversidad y que faciliten la visibilidad e integración de minorías y colectivos en situación de exclusión, etc… en resumen, demostrar de manera activa, porqué las diferencias nos hacen no sólo iguales, sino más fuertes.