mujer, deporte, diversidad cultural, nike, empresasquesuman

El nuevo spot de Nike: Mujer, diversidad y deporte

Los datos nos muestran que las mujeres sufren una mayor dificultad de acceso y permanencia en el mercado laboral, y que esta situación se complica aún más cuando se habla e mujeres extranjeras, con las que se produce una doble discriminación: por razón de género, pero también cultural, enfrentándose en numerosas ocasiones a prejuicios y estereotipos que dificultan su integración en la sociedad, limitan su realización personal y/o profesional, y además, suponen una pérdida de talento y experiencias que pueden ser muy útiles en el mundo empresarial.

Esto pasa en múltiples ámbitos, no solo en las empresas. El deporte, por ejemplo, es uno de los sectores donde más situaciones de discriminación se producen hacia mujeres.

Paradójicamente, hoy en día, en muchos deportes aunque haya una dedicación absoluta y un nivel muy alto, las mujeres deportistas no son consideradas “profesionales” y carecen de protección frente a despidos, por ejemplo, por quedarse embarazadas. Asimismo, son frecuentes los casos donde se cuestiona su género, sufren abusos, o se critica su apariencia física y su actitud cuando en situaciones similares a un hombre no se le plantearían. También, por desgracia, el mundo deportivo es un ámbito donde hombres y mujeres, sufren situaciones y comentarios racistas por su origen o cultura. A pesar de ello, parece que poco a poco, organismos y federaciones se van sensibilizando en este tema, con multas, expulsiones y diversas respuestas frente a estas situaciones.

Si nos centramos en las empresas, el deporte ofrece una serie de valores, habilidades y experiencias que pueden ser muy útiles en el aspecto laboral: además de promover la salud y el bienestar, fomenta el trabajo en equipo, la dedicación, el compañerismo, la capacidad de sacrificio, el liderazgo… todos ellos rasgos y características que cualquier empresa querría tener en sus empleados y empleadas.

Esta es la premisa con la que Nike lleva trabajando en los últimos años. Ya lo hizo con su fichaje como imagen del 30º aniversario de la marca de Colin Kaepernick, el jugador de fútbol americano que se manifestó abiertamente contra la discriminación que sufren las personas afrodescendientes en EEUU y que ha recibido críticas muy duras, incluso por parte del presidente Trump.

Esta vez, en el spot «Dream Crezier» la multinacional deportiva apuesta por Serena Williams, y junto ella, a grandes figuras del deporte femenino como pueden ser Simone Biles y Ibtihaj Muhammad, junto a otras muchas deportistas.

 

 

La importancia de esta elección radica en que las tres, reconocidas deportistas ampliamente premiadas a nivel mundial, han sido muy duramente criticadas con comentarios racistas, que hacían referencia a su físico y género, o, en el caso de Mujammad, por competir vistiendo hijab.

Es más, la protagonista del video, Serena Williams -que volvió a competir después de ser madre recientemente- es una de las mejores tenistas de la historia, con un palmarés que recoge 23 títulos individuales en torneos Grand Slam y 32 finales, ha ostentado la primera posición en el ranking WTA durante más de 300 semanas, logró 4 medallas de oro en los JJOO, una Copa Federación y 2 Copa Hopman. Además, es la única tenista en haber completado el Golden Slam de carrera en las 2 modalidades (individuales y dobles).

¿Quién no querría tener a alguien así en su empresa?

Con independencia de que sea una campaña de marketing y que la empresa tenga muchas cosas que mejorar, al apostar por estas mujeres que son mucho más que simples deportistas, Nike lanza un mensaje a favor de la diversidad cultural, posicionándose a favor de los valores que aporta.

Ahí radica la importancia de este spot: es un referente para todas las generaciones que vienen detrás, y un apoyo a favor de la mujer y la diversidad cultural.

Por eso es tan importante que empresas que se dirigen a millones de personas, apuesten por el talento y el orgullo que supone creer en el valor de las personas, con independencia de su origen, género o cultura.